En el último lustro, gracias a la fabricación aditiva, se han llevado a cabo diversas y novedosas investigaciones médicas y farmacológicas orientadas a explotar la posibilidad de producir medicamentos personalizados, así como toda clase de dispositivos médicos igualmente adaptados al paciente. Hasta que no ha logrado consolidarse la impresión 3D, todos estos avances eran inviables o excesivamente costosos. Por ello, cada vez más empresas farmacéuticas o fabricantes médicos han mostrado un profundo interés en la adopción de la impresión 3D como método de fabricación.

Actualmente, las herramientas más populares y utilizadas en investigación para el desarrollo de medicamentos personalizados mediante impresión 3D, son las impresoras de inyección térmica. Este tipo de impresoras 3D pueden ser utilizadas fácilmente para fabricar medicamentos a base de polvo, lo que trae consigo un significativo cambio en la estructura que aporta mayores opciones de posología de la medicación, una mayor facilidad a la hora de tragar o disolver, y opciones más atractivas de presentación, especialmente para los niños, mediante la impresión en cualquier forma y tamaño de los medicamentos.

Los comprimidos/pastillas resultantes se pueden personalizar capa a capa según las necesidades del paciente, con la dosificación precisa de cada ingrediente a nivel granular. Además, el … Haz click para continuar leyendo el artículo completo >>>

Fuente: http://impresiontresde.com/futuro-medicamentos-impresion-3d/