Grupos industriales importantes fundados en los sesenta por el gobierno chino y hoy privatizadas, se reinventan gracias a estas nuevas tecnologías, como el grupo KOCEL, que a día de hoy fabrica piezas usando tecnología 3D para General Electric, Siemens y otros grandes actores internacionales.

Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, las solicitudes chinas suman una cuarta parte de las patentes en impresión 3D y robótica, haciendo de China el único país en “vías de desarrollo” con un desarrollo de la innovación tecnológica al nivel de los países con mayor potencial industrial.

El año pasado, el CEO de Materialise, Fried Vancraen, expresó en el TCT Asia su sentir sobre China como la “región de mayor crecimiento industrial” en fabricación aditiva. Vancraen dice esperar que las alianzas en China traigan la experiencia de su compañía en el sector médico e impresión 3D personalizada a una región que ya se está probando por sí misma como un digno competidor en el mercado global de fabricación aditiva.

La investigación del Instituto Global McKinsey arroja para China buenos resultados en la innovación centrada en el cliente y orientada hacia la eficiencia, incluyendo la electrónica de consumo, servicios de Internet y la fabricación flexible. … Haz click para continuar leyendo el artículo completo >>>

Fuente: http://impresiontresde.com/blog/china-impresion-3d/