By magianormal

Brain_neuroplasticity_after_practice

Hasta que no se practica el empuje de manos se puede creer que principios como “ceder ante la fuerza” o “lo blando vence a lo duro” son principios filosóficos a los que adherirse pero sin entender su aplicación práctica. Al no entender su aplicación no se puede avanzar en dichos principios. Los tui shou son la práctica a través de la que podemos entender la complementariedad de yin y yang, la existencia del uno dentro del otro y su transformación a partir del movimiento, el Tai Chi.

El fundamento de los ocho métodos son las habilidades Zhan (conectar), Nian (mantener), Lian (enlazar) y Sui (seguir) […]

La aplicación de los ocho métodos requiere las capacidades de Ting (escuchar), Hua (disolver), Yin (amagar), Na (sostener), and Fa (emitir) […]

Los principales defectos son Pian (unilateralidad) Kang (fuerza sin control) Diu (pérdida de contacto) Ding (resistencia)

(extraído de www.taijiquan.info)

Lo que desde fuera se suele conocer, y con frecuencia confundir con taichi chuan en sí, son las formas. La forma, además de su función de acondicionamiento físico y trabajo meditativo, viene a ser el “palacio de la memoria” en el que almacenamos entre otras cosas todos los “trucos” que aparecen espontáneamente en el tuishou o “empuje de manos”.

Los patrones y métodos de empuje de manos son juegos con reglas limitadas porque tiene que ser así (además de que por definición un juego ha de tener reglas). Imagina que empiezas a aprender mecanografía, y te mandan llenar varios folios con “asdf asdf asdf…”. Has de repetirlo mil veces hasta que te sale con cierta soltura y sin errores, esto es así. Pero como es desagradable y te parece lento, haces una serie con dos dedos y vas a la … Leer artículo completo >>>

Fuente: Magia Normal