La tecnología de impresión 3D a color no es algo nuevo, hemos hablado en otras ocasiones de los magníficos resultados que se pueden obtener con la misma, pero los que ya llevamos varios años trabajado con esta, sabemos que para poder utilizarla, primero debes conocer sus limitaciones con el fin de adaptar el modelo 3D y su textura a la máquina con la que se fabricará, para así obtener el resultado deseado en cada pieza. Por ello en cuanto conocimos de la existencia de Cuttlefish, nos pusimos a investigarlo para comprobar si era cierto todo lo que nos transmitían sus desarrolladores.

Hasta ahora solo había un material que permitía la impresión a “todo color” (CMYK), el famoso “Sandstone” o composite cerámico de la serie x60 de 3D Systems. Dicho material , por sus características físicas, resulta complicado de trabajar a causa de su fragilidad y la intensidad del color que puede alcanzar, y obviamente no puede reproducir otras características ópticas de la pieza como son, la translucencia, el brillo o la reflexión especular.

Nada es para siempre

El Instituto Fraunhofer ha desarrollado un software (más bién un driver o pipeline) llamado Cuttlefish para impresoras de tecnología Polyjet … Haz click para continuar leyendo el artículo completo >>>

Fuente: http://impresiontresde.com/blog/cuttlefish-rompe-las-fronteras-de-la-impresion-3d-en-color/