El único derecho que no puede ser asistido es el derecho natural a no ser gobernado. Ninguna persona nace para ser sometida por otra.

Y, aunque es cierto que existen personas (lamentablemente muchas) que voluntariamente deciden someterse y entregarse al mandato de un gobierno, si no queremos ser dirigidos por nadie no tendremos más remedio que asumir por nosotros mismos el compromiso de darle forma a nuestra propia vida.

Es por ello que, sólo a través de la puesta en práctica de este derecho, es como se forman personas y comunidades enteramente responsables. Pues ser responsable no consiste en cumplir normas ajenas (eso es ser obediente, e implica cesión de la voluntad propia), sino que consiste en adquirir la capacidad de elaborar esas normas de convivencia, pactándolas voluntariamente con quien nos relacionemos y sin pretensión de imponerlas a terceras personas (pues en tal caso impediríamos que esas personas pudieran aprender igualmente a ser responsables).

¿Puede haber, por tanto, mayor ejercicio de responsabilidad que confiar a priori en todas las personas permitiéndoles así desarrollarse y relacionarse con la máxima libertad posible?

… Leer artículo completo >>>

Fuente: http://www.blackblog.es/el-derecho-a-ser-responsables/