La impresión 3D es una auténtica revolución en la manera de fabricar. Junto a la ciencia de materiales, la conectividad, la robótica y otras disciplinas, va a cambiarlo todo. Pero no se cambia el mundo haciendo yodas y batarangs. Ni siquiera con pizzas. Y esa es la impresión 3D que encandiló a los medios, la de las corbatas y los vasos y las pizzas, las máquinas domésticas baratas y el Do-It-Yourself. Y esa es la que ha fracasado.

El 31 de Marzo, Pinshape cerrará, y esta misma semana, Solidoodle ha anunciado el cese de operaciones. 3DSystems y Stratasys llevan tiempo funcionando mal en bolsa. Muchos proyectos de apariencia atractiva en impresión 3D acaban mal. Las empresas de impresión 3D empiezan a ofrecerse como “consultores” (todos ellos) porque se venden menos impresoras y ya no salen cada vez más y más baratas. Mientras El Corte Inglés incluye la impresión 3D en la publicidad de su 75 Aniversario porque representa la “alta tecnología” en los medios, está cada vez más claro que las impresoras no van a coger su lugar al lado de cada microondas. Pero eso ya lo sabíamos, algunos: y no pocos, sino muchos. … Haz click para continuar leyendo el artículo completo >>>

Fuente: http://impresiontresde.com/blog/el-fracaso-de-la-impresion-3d/