By Black Blog

Charlie Hebdo Falsa Bandera Islamofobia

Tras cualquier ataque contra la libertad de expresión, y más aún cuando para ello se atenta contra la vida de personas, suele ocurrir que tendemos a posicionarnos. Y para facilitarnos tales posicionamientos ocurre que estos días, sobre todo desde los grandes medios de comunicación, estamos escuchando debatir mucho sobre islamofobia, yihadismo, europeismo, occidentalismo, racismo, valores nacionales, fascismo, e incluso sobre atentados de falsa bandera. Me arriesgo a afirmar que para cualquier persona mínimamente civilizada, entre las que me incluyo, es unánime la condena de cualquier asesinato de civiles como los perpetrados esta semana en París. Pero a partir de tal condena, ojo: mucho cuidado con posicionarnos. Una vez que te identificas con un supuesto bando, tu juicio queda a merced con mucha mayor probabilidad de quienes se arroguen la representación (moral, intelectual, jerárquica, etc.) de tal identidad. Y sus intereses seguramente no serán los mismos que los tuyos.

Además, corremos el riesgo de acabar apoyando actividades de personas que poco tienen que ver con nosotros. Pues suele ocurrir que podemos llegar a tener mucho más en común con algunas personas que se definan diferentes a ti, como musulmanas, cristianas, derechistas, izquierdistas, conservadoras, progresistas, anarquistas, estatistas… (y así hasta el infinito), que con personas que se identifiquen con tu misma supuesta identidad. Por ejemplo: hay muchos españoles, seguramente la mayoría, con los que personalmente no tengo nada en común y con los que no conviviría ni querría tener nada que ver en absoluto. Pero nací aquí y me obligaron a ser etiquetado con dicha identidad nacional (identidad que, por supuesto, no reconozco). Pues bien, lo mismo ocurre con personas de nuestra misma raza, o ideología, o cultura, o costumbres, o gustos, o aficiones, etc… Pensar que tan sólo por compartir ciertas características con alguien, eso nos … Leer artículo completo >>>

Fuente: Black Blog