¿Lo natural es bueno?.

La falacia naturalista se considera una falacia material de pertinencia, porque la información contenida en las premisas no es pertinente para establecer la conclusión. Hume considera ilegítimo el paso del ser al deber ser, de lo fáctico a lo valorativo, de lo cognitivo a lo normativo, de lo indicativo a lo imperativo o de premisas descriptivas a una conclusión prescriptiva. Es decir, de lo óntico a lo deóntico.

Hume dice que todos los sistemas morales tienen en su base una falacia naturalista. Que “las distinciones morales no derivan de la razón“. La moral es consuetudinaria, valga la redundancia, porque su propia etimología lo dice, costumbre. La moral, al igual que el lenguaje, las instituciones económicas (como el dinero), o las instituciones jurídicas (como la propiedad), son órdenes espontáneos. Espontáneos quiere decir creados por participación multitudinaria, descentralizada y asincrónica. No son estrictamente ni naturales ni artificiales. No son naturales porque han sido creados por el hombre. Tampoco artificiales, en el sentido de que no son producto de la voluntad humana, o del diseño de hombre alguno, sino que se han creado de espaldas a la voluntad de aquéllos que han ido persiguiendo sus propios fines. Son subproductos colectivos.
Ni a … Leer artículo completo >>>

Fuente: http://silviaherbon.com/falacia-naturalista/