Una de las opciones que mayor impacto está aportando la impresión 3D en el ámbito médico-sanitario, debido a los beneficios que aporta en relación al coste que supone, es el de la impresión de réplicas de órganos para planificación quirúrgica. Por ese motivo, hemos realizado este artículo a modo de descripción de los pasos que hay que seguir para la obtención de un modelo que cumpla los requisitos para realizar un diagnóstico preciso para una intervención quirúrgica óptima.

Obtención de las imágenes

Muchos pacientes que han de pasar por el quirófano hoy en día, previamente tendrán que pasar por alguno de los muchos tipos de tomografías que se precisan antes de cualquier cirugía. Los exámenes TAC incluyen, en general, la tomografía computarizada (TC), la resonancia magnética (MRI), el ultrasonido (US) y la angiografía rotacional digital (DRA). Sin embargo, si el equipo quirúrgico prevé utilizar la impresión 3D para la planificación quirúrgica, el protocolo de imagen adecuado se convierte en el primer paso crítico.

El grosor óptimo del corte axial depende en gran medida de la estructura anatómica de interés, y debe ser de alrededor de 1 mm a 2 mm. Al igual que el renderizado en superficie 3D, aunque todavía es posible construir … Haz click para continuar leyendo el artículo completo >>>

Fuente: http://impresiontresde.com/planificacion-quirurgica-impresion-3d/