By Raphael

master_joda

En primer lugar por justificar un poco mi actividad, en segundo lugar porque creo que así es como debe ser una experiencia de aprendizaje y volviendo a aquello de lo que estoy tan convencido y hablo una y otra vez afirmo: un título no hace al maestro. Mejor diría, la maestría está más allá de cualquier reconocimiento.

Aunque tanto en la puede ser también (no únicamente) “una persona que se dedica a la enseñanza y que tiene título para ello», en mi opinión, si usamos esa definición se pierde toda belleza de la palabra, se convierte en una simple convención social. La definición más pura que he encontrado ha sido esta: artesano que ejerce su oficio independientemente y enseña a aprendices». Y aunque eso aún da una definición algo centralizadora, eso es a lo que creo que debe aspirar ser un maestro de lo que sea.

Entre la gente que participa del mundillo del Go, sobre todo en el mundo occidental (en el oriental no lo conozco tanto pero me da que también pasa algo comparable), he observado en algunos casos un fenómeno a ese respecto al que he decididio llamar “futbolización». Pienso que se debe a que a los occidentales nos cuesta captar lo de jugar para aprender, más allá de ganar o perder. Probablemente también tiene relación con que el Go fuera de Asia muchas veces resulte ser un juego para élites.

En los blogs de Go que leo veo una exagerada atención al mundo del Go competitivo, a lo que hacen los pros, al nuevo movimiento que han sacado, incluso de parte de gente que no tiene ni de lejos el nivel para entender nada de eso. Se le da demasiada importancia a lo de ser dan o, más aún, … Leer artículo completo >>>

Fuente: Al Go Para Pensar