A través de objetos cotidinanos con funciones tan diversas como son las lentes de contacto, las juntas de los motores o los recipientes para repostería, las siliconas han demostrado ser un grupo de polímeros más que versátiles. Por eso, no nos sorprende nada saber que cada vez más investigadores, empresas y universidades están tratando de resolver todos los inconvenientes que aún existen para crear distintos tipos de silicona imprimibles en 3D.

¿Por qué este interés creciente por la silicona imprimible en 3D?

El poli-siloxano, más conocido como silicona, es un material con baja conductividad térmica, baja toxicidad, alta permeabilidad al gas, y alta resistencia. Estos atributos hacen que este material sea útil en todo tipo de aplicaciones. Pero al tratarse de un polímero termoestable, la silicona resulta ser uno de los materiales más difíciles de imprimir en 3D, ya que no se derrite rápidamente.

Actualmente la mayoría de las piezas fabricadas con este material se moldean mediante métodos tradicionales, lo que puede llevar días o incluso semanas durante todo el proceso. Esto, sin duda, resulta un gran problema si lo que deseamos es crear con cierta rapidez piezas personalizadas que se adapten a un paciente en particular, como … Haz click para continuar leyendo el artículo completo >>>

Fuente: http://impresiontresde.com/tipos-de-silicona-aplicaciones/