Aunque esta publicación aparece a colación de las violaciones cometidas que han saltado estos días a la primera plana del circo mediático, creo necesario recalcar lo perjudicial que supone abordar las agresiones sexuales como casos concretos cuando la realidad cotidiana lo que nos muestra es que nuestra cultura actual lo que supone es una agresión sexual constante hacia las mujeres. Es lo que se viene denominando como la cultura de la violación, a la que principalmente alimentamos y de la que de forma inexcusable formamos parte los hombres, nos guste o no. Esa cultura que te garantiza que sufrirás una constante agresión sexual de por vida por no haber nacido hombre.

Desde esta perspectiva, rescatamos hoy de las redes sociales una publicación de la compañera Isis Brand, por la necesidad de este tipo de reflexiones que de una vez nos lleven a formularnos la pregunta ‘¿pero qué coño nos pasa?‘ que nos brinde como respuesta el inicio de determinantes reacciones:

El caso de los violadores grupales de Málaga nos recuerda que se nos olvidó leer la letra pequeña de las recomendaciones anti-violación del Ministerio de Interior. Había allí otras pautas … Leer artículo completo >>>

Fuente: http://www.blackblog.es/la-violacion-perpetua/